24 nov. 2012

Estudio en la universidad inglesa de Staffordshire: la mayoría de encuestados preferiría no tener un gay en el equipo para evitar burla de las hinchadas rivales

El estudio realizado en la universidad inglesa de Staffordshire por los sociólogos Ellis Cashmore y Jamie Clelland Fans, homophobia and masculinities in association football: evidence of a more inclusive environment después de entrevistar a más de tres mil futbolistas, entrenadores, árbitros y aficionados respecto a su actitud frente a la diversidad sexual, arroja un resultado desalentador, si bien un 93% rechazaba la homofobia, la mayoría admitió que prefería no tener un gay en su equipo para evitar la burla de las hinchadas rivales.

 John McClelland -ex portero profesional irlandés- añade que ”muchos callan por la presión de representantes, clubes y auspiciadores. Hay intereses comerciales detrás de ese silencio”, denuncia. Uno de cada cuatro futbolistas encuestados dijo conocer al menos a un colega homosexual en actividad. “Hoy existen alrededor de medio millón de jugadores asalariados en el mundo y ninguno se declara abiertamente gay. Los hinchas deben desafiar a las organizaciones que rigen el deporte para que se opongan a esta cultura del secretismo”, sugiere la socióloga Ellis Cashmore.

 “En casi todas las actividades humanas la homosexualidad es tolerada. Los gays trabajan sin ser molestados en el espectáculo, en la política e incluso en deportes violentos como el rugby. El fútbol, sin embargo, es uno de los últimos reductos sociales donde este tema es tabú y la homofobia parece aceptable” , confirman.

 El peso del machismo y la homofobia condena a muchos jugadores de fútbol gays al silencio. Y para cambiar esta situación se han realizado campañas lideradas por las federaciones de fútbol internacionales aunque, por el momento, la homofobia está patente en un deporte, al parecer, coto del los heteros.

Los tímidos intentos que se han realizado para contrarrestar la homofobia viene también de los propios jugadores como el alemán Marcus Urban, que militó en la década de 1990 en el equipo de fútbol Rot-Weiß Erfurt en el medio campo y contra profesionales como Frank Rost o Thomas Linke y que se hizo famoso tras la publicación de su biografía titulada "Versteckspieler: Die Geschichte des Fußballers schwulen Marcus Urban" que vendría a traducirse como "Jugadores ocultos: La historia del futbolista gay Marcus Urban" donde ofrece testimonios de sus propias experiencias.

- Football fans’ attitude to gay players has changed dramatically, according to Loughborough study

No hay comentarios:

Publicar un comentario